El verano ya casi ha llegado a nuestras ciudades. Aunque el sol nos hace felices, realizar actividades al aire libre puede conllevar ciertos riesgos. En Bike Support hoy queremos hablaros sobre las precauciones que debemos de tener en cuenta. ¡No te lo pierdas!

En primer lugar, la hidratación es fundamental cuando realizas ejercicio físico y mucho más si la temperatura ambiental es alta. No debes salir a pedalear sin llevar una botella de agua fresca. Los profesionales recomiendan beber tragos pequeños de agua cada quince minutos.

También es necesario que revises las horas a las que salir a la calle con tu bicicleta. Es recomendable aprovechar el sol de las primeras horas de la mañana y del atardecer. Asimismo, la vestimenta transpirable es clave para evitar que se produzcan rozadura. Puedes encontrar algunos consejos para elegir una equipación cómoda en nuestro blog.

En el caso de que comiences a sentirte mareado, agotado o notes algún síntoma extraño realiza una pequeña parada en alguna zona de sombra para hidratarte, comer algo y descansar.

Por último, si sales a rodar en bicicleta con toda tu familia, no te olvides de tener en cuenta que los más pequeños necesitarán una mayor atención e hidratación.

Call Now Button