¿Metálicas?, ¿orgánicas?, ¿qué pastillas tengo que poner en mi bici?

Estas son las preguntas más frecuentes de nuestros clientes. En este artículo os daremos algunas pautas para saber elegir correctamente.

Cuando hablamos de pastillas metálicas o sinterizadas estamos hablando de un tipo de pastillas de freno muy abrasivas. Están compuestas por metales como cobre, acero o bronce. Tienen un coeficiente de fricción mayor, por lo que son conocidas como las pastillas “todo-terreno”, no se diseñan para ninguna condición en concreto pero podemos usarla en la mayoría de las ocasiones. También se caracterizan por ser las más duraderas en el tiempo. Como desventaja, añadir que son más abrasivas que los discos.

Las pastillas orgánicas, al no estar compuestas de metales, aguantan mejor que las metálicas, las frenadas de larga duración. Como ya hemos dicho la composición de metales hace que las pastillas de metálicas se calientes más. Su efecto es menos agresivo si hacemos referencia a los discos. Como desventaja, tenemos que indicar que el agua y el barro pueden hacer que las pastillas orgánicas sean menos duraderas.

Como siempre te recomendamos confiar en la experiencia de profesionales en el sector para conseguir el equipamiento y recursos necesarios para ti, tu actividad y tu bici. En Bike Support estamos a tu disposición.